BERZOPHUS - flickr

CARMORVA

El tigre de bengala es un gran felino que tiene rayas, siempre asimétricas, alrededor de su cuerpo. Es una especie proveniente de la India, Bangladesh, Nepal, Bhután y Burma.

La especie se divide en dos subespecies principales, el tigre de Siberia o tigre siberiano (Panthera tigris altaica) y el tigre de Bengala (Panthera tigris tigris).

redescolar.ilce.edu.mx, nos recuerda, que los tigres de bengala machos pueden llegar a tener hasta 3 mts. de largo (228 - 300 cm.) y las hembras hasta 2.7 mts. Su piel es usualmente color naranja o marrón con líneas negras. La piel bajo su panza es blanca con líneas negras. El tigre de bengala posee extraordinarias garras y una poderosa mandíbula. Su peso puede llegar hasta 280 Kg. Existe también el denominado tigre blanco, el cual posee la piel blanca con rayas negras y es muy raro en la naturaleza. Sólo se encuentran algunos ejemplares en cautiverio.

Los tigres son por lo general animales solitarios y sólo se les ve juntos durante el apareamiento, que puede suceder en cualquier época del año pero normalmente sucede en los meses de noviembre y abril; su gestación dura entre 105 a 113 días (unos tres meses y medio). Las crías por camada pueden ser desde 1 hasta 6; las hembras generalmente buscan algunas madrigueras como cavernas o hendiduras en las rocas para dar a luz y mantener ahí a sus crías. Al nacer los cachorros no ven y pesan de 1 a 1.5 kg., y ya presentan el rayado característico de su especie, abren los ojos a los 14 días de nacidos y son amamantados durante mes y medio; las crías permanecen con su madre cerca de dos años. La vida puede ser peligrosa para un cachorro tigre; solamente uno de cada dos sobrepasa su tercer año de vida.

El tigre de bengala puede llegar a vivir hasta 18 años en cautiverio y probablemente unos años más en libertad

En Rusia los territorios pueden llegar a tener hasta 385 millas cuadradas, mientras que en la India un macho puede poseer sólo 40 millas o menos. Las hembras están sujetas al territorio de los machos. Todos los tigres marcan su territorio con orina, excrementos y rasgando las cortezas de los árboles. Se cree que los tigres hace 1 millón de años ocupaban los territorios que hoy pertenecen al sur de China

Se estima que tan sólo existen entre 4,500 y 5,200 tigres en su estado salvaje. Estos sobrevivientes se encuentran en peligro por varios factores, entre ellos tenemos el crecimiento desmedido de la población humana, la pérdida de su hábitat, la caza ilegal y el comercio ilegal de ciertas partes del tigre como parte de ritos religiosos y medicinales.

Considerandolo muy lucrativo, que da buenas entradas, ha hecho que los cazadores arremetan contra el tigre de bengala, y tal hecho lo tiene ya amenazado a su extinción. Es lamentable que el ser humano se gane la vida sacrificando a animales a fin de obtener ganancias a costo de la vida de estos, ya sea por su piel, sus orgános.

Lo cierto, como lo indica elmundo,es. que vender tigres de bengala muertos, despedazados, es un mercado mundial que mueve miles de millones de euros. Uno de los mejores yacimientos de talco se encuentra al lado del mencionado santuario de animales de Jamwa Ramgarth. A pesar de que la legislación india prohíbe la instalación de toda explotación minera en un radio de 10 km de una reserva natural, ahí es donde, desde 1981, se encuentra la gigantesca mina a cielo abierto de Dagota Jhanra, propiedad de la compañía Golcha Group, una de las empresas más prósperas de La India. Tampoco se ha tenido en cuenta el nefasto efecto de la mina sobre la población local.El EIA ha denunciado a multinacionales como Unilever, Johnson&Johnson o Revlon por comprar la producción de esta explotación ilegal.

Durante siglos, el tigre ha sido una de las piezas favoritas del gran cazador blanco o del mísero furtivo; un codiciado trofeo cinegético por su piel y muy apreciado en la medicina tradicional china por la supuesta propiedad curativa y afrodisíaca de su osamenta y órganos. La sangre, huesos y piel de un tigre alcanza en el mercado negro un valor de cerca de 20.000 euros. Pero la amenaza del furtivismo se ha visto eclipsada por la del silicato de magnesio, mineral muy valorado por su suavidad, pureza y blancura.Se emplea en maquillajes, pintalabios, jabones, desodorantes...productos en algunos casos compuestos hasta en un 80% de talco.

A principios del siglo había aproximadamente 100.000 ejemplares. Hoy solo quedan menos de 7.000 animales. La caza clandestina es su principal enemigo, cobrándose cientos de ejemplares por año. Sus cuerpos son desmembrados y vendidos en el mercado negro por altas sumas de dinero. Sus dientes y huesos son muy utilizados en la medicina tradicional China. Se estima que en la India muere un tigre por día.

Además del mercado negro y la caza clandestina (y oficial en algunos casos) la deforestación que se produce en el sur de Asia, limita el hábitat natural del tigre, y al no tener lugares donde cazar, tiene que recurrir a granjas agrícolas. Como resultado de esta alteración de su hábitat, los granjeros se ven obligados muchas veces a matar a los tigres para sobrevivir (existen muchísimos ataques reportados a animales y personas en el sureste asiático)

El país. com comenta por su parte, , que sólo 1.411 tigres quedan en toda India. Menos del 40% de los 3.642 que había hace cinco años según el último censo del Gobierno de ese país. El número es aún peor que las predicciones más pesimistas. "Una situación sumamente desesperada", en palabras del director ejecutivo de Greenpeace en India, Ananth Padmanabhan, con la que coinciden todos los ambientalistas.

Para los ecologistas, la pérdida de hábitat es la causa principal de desaparición del tigre. En India, el país que tiene el 40% de la población mundial de tigres (concentrada en el sureste asiático), el área de bosques se ha reducido en 728 kilómetros cuadrados en los últimos años debido a la industrialización, la construcción de presas y el efecto del tsunami. Con ello, sólo con el 20% de su territorio de bosques, muy lejos del 25% que se había propuesto llegar para este año.

La caza furtiva de los tigres hace el problema aún más grave. En el mercado negro internacional, sus pieles tienen un precio de hasta más de 30.000 euros. Sus huesos son también muy preciados en Asia para producir medicinas tradicionales.

Los ambientalistas están impulsando un programa de compra y alquiler de tierras para poder preservar su hábitat, ya que otra causa de su descenso poblacional es la creación de áreas de cultivo con territorios donde ellos viven. Es que cada tigre necesita grandes extensiones de terreno. Y eso va en contra de la agricultura hindú, aparte de que los felinos son perseguidos por los campesinos ya que matan a sus rebaños.

“Vivimos un momento crucial. El tigre se encuentra entre la extinción y la supervivencia. Lo que pase, depende de nosotros”, dijo, en Estocolmo, Sujoy Banerjee, director del programa de conservación del tigre en La India de WWF